BE MAKE CREATE
 

AUDITORÍAS INTERNAS EN REMOTO

Hay una gran variedad de razones por las que un auditor puede no estar presente in situ. Entre ellas, restricciones de seguridad, de viaje o, en este caso, por la pandemia que estamos sufriendo.

Estas técnicas transforman la forma en la que trabajamos. Nos dan la oportunidad de auditar instalaciones y al personal remotamente, reduciendo las distancias, los tiempos y los costes de auditoría, minimizando el impacto ambiental asociado a los viajes y adaptando las auditorías a los diferentes modelos de organización.

El surgimiento del COVID-19 y las restricciones de viaje en todo el mundo debidas al mismo, junto con la necesidad existente de realizar auditorías normativas, legales o inmediatas orientadas a las necesidades, están renovando la conversación y centrando los esfuerzos de auditoría interna en encontrar alternativas a la auditoría presencial tradicional que se puede implementar ahora.

La auditoría remota puede ser una buena alternativa, especialmente porque la mayoría de las empresas han restringido los viajes a funciones críticas para el negocio y muchas jurisdicciones del mundo han cerrado temporalmente las fronteras

En las actuales circunstancias de salud pública, con una pandemia cuya duración es incierta, el trabajo de auditoría (igual que muchas otras actividades) hace que se consideren técnicas remotas para cumplir los compromisos. Las visitas a los clientes se están valorando hasta que las condiciones de salud y las medidas de gobierno lo permitan, por ello hay que modificar la ejecución de actividades, sin descuidar la calidad en la ejecución del trabajo. Esto implica saber qué se puede hacer y en qué condiciones. 


NUESTRO SERVICIO DE AUDITORÍAS INTERNAS EN REMOTO

INFORMES DE AUDITORÍA INTERNA EN REMOTO



 
Correo
Llamada
Acerca de